Lavandería ecológica

Lavandería ecológica: cómo respetar la naturaleza

También se pueden tomar decisiones sostenibles en cuanto a lavadoras y ropa, aquí te mostramos cómo hacerlo de forma ecológica y sin desperdicios.

El primer paso para emprender un camino ecológico es empezar a pensar en pequeños cambios en tu vida diaria. Las posibles opciones para llevar una vida con cero residuos son sostenibles no solo desde el punto de vista medioambiental sino también desde el punto de vista económico. Una de las acciones que se puede hacer de forma más ecológica es la lavandería: desde los más pequeños trucos hasta las compras correctas pasando por el jabón de bricolaje y mucho más.

Averigüemos cómo usar la lavadora de la mejor manera y cuáles son los errores que no se deben cometer a la hora de lavar las prendas más dispares. Aquí tienes los mejores consejos y todos los consejos más adecuados para lavar tu ropa respetando el medio ambiente que nos rodea.

Ponte la ropa varias veces antes de lavarla

Es cierto, en las series de televisión estadounidenses casi nunca vemos a los protagonistas vistiendo una prenda varias veces. Aquí, sin embargo, estamos en realidad y no hay necesidad de poner un par de jeans en la canasta de ropa sucia después de ponérselos una sola vez.

Considere cuidadosamente si su ropa realmente debe lavarse o si puede volver a ponérsela. Menos lavados también significa conservarlos más.

Lavar solo en cargas completas

Cuando estemos seguros de que una prenda necesita ser lavada, si no la necesitamos con urgencia, podemos guardarla en el cesto de ropa sucia por un tiempo. Esto servirá para llenarlo para tener la máxima cantidad de ropa a lavar para no meter media carga en la lavadora con pocas prendas. También en este caso el objetivo, cuando sea posible, es hacer menos lavados. Si, por el contrario, necesitas una prenda con urgencia, puedes intentar lavarla a mano.

Bolsas que filtran los microplásticos de la ropa

Durante el lavado de algunas prendas se dispersan diminutos trozos de fibra sintética, que luego se convierten en microplásticos dañinos para el medio ambiente. Para evitar este problema, existen bolsas en el mercado que filtran y recogen las fibras nocivas para no verterlas en el mar o en los ríos.
Las prendas se meterán por dentro durante el lavado a cualquier temperatura y preferiblemente con un detergente líquido.

Mejores detergentes

Los detergentes biodegradables que no dañan las plantas son obviamente los más recomendados para la lavandería ecológica. Por lo tanto, lea atentamente las etiquetas de los productos en los estantes de las tiendas; Sin embargo, no es necesario comprar jabones porque también es posible producirlos por cuenta propia. Uno de los ingredientes clave a utilizar es el bicarbonato de sodio, quizás junto con unas gotas de aceite esencial de su elección.

Las recetas para crear detergentes caseros son muchas y diferentes, adaptándose a todas las necesidades. Además, una alternativa válida al suavizante es el vinagre. Lo importante es siempre no exceder, es decir, no excederse en las dosis y utilizar las cantidades sugeridas en las etiquetas y manuales para evitar desperdicios.

Lavandería con agua fría

Lavar a 30 ° o 40 ° no solo desperdiciará menos energía, sino que protegerá la ropa del desgaste respetando las fibras y los colores. Por otro lado, se deben evitar las temperaturas demasiado altas o la limpieza en seco, así como los programas rápidos o el prelavado, es decir, remojar una cantidad extra de jabón antes del lavado.

Por este motivo, debes elegir bien la ropa al principio y echarle un vistazo a la etiqueta con toda la información que ya está en la tienda para que puedas comprar directamente artículos con un buen método de lavado.

Secadora y plancha

Para conseguir ropa seca sin arrugas feas, no es necesario utilizar secadora y tabla de planchar. El desperdicio inútil de energía no es la única característica negativa del uso de estos elementos que pueden hacer perder mucho tiempo y causar un dolor de espalda considerable.

Para tener ropa perfecta y evitar el uso de la plancha, solo presta atención a algunos pequeños trucos. Por ejemplo, es una buena idea sacar la ropa de la lavadora tan pronto como haya terminado de lavarla para evitar que empiece a secarse mientras todavía está arrugada; en segundo lugar, sería mejor dejarlo colgando de perchas o colgando con pinzas para la ropa (quizás en puntos ocultos) bellamente niveladas. Una vez seca, la ropa se doblará con cuidado y se colocará con cuidado en el armario.

Momento más adecuado

Puede verificar en su factura cuál es el horario más barato para encender la lavadora. Generalmente durante el día se concentra la máxima demanda energética y por tanto es más cara. Por lo tanto, es preferible hacer las lavadoras por la tarde o por la noche y, si esto no es posible, existe la opción de programar la salida a una hora determinada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.