torre de Fujimoto

La etérea torre de Fujimoto flotará en la bahía de Shenzhen

¿Cómo pueden evolucionar las torres del siglo XXI? La propuesta de diseño de Sou Fujimoto incluye una plataforma de observación con un espacio de exhibición a una altura de 268 metros sostenida por 99 torres más pequeñas, que sostienen el elemento principal del proyecto.

“¿Cómo puede evolucionar una torre sin dejar de llamar la atención, como lo hace la Torre Eiffel?” es la pregunta que el equipo de arquitectos de Sou Fujimoto intentó responder con el diseño de una nueva propuesta de torre, que se convertirá en el hito del distrito Qianhai de Shenzhen.

La propuesta, ganadora del concurso New City Center Landmark, encaja en una zona de la ciudad en gran evolución, que ha visto muchos desarrollos recientes.

La torre tiene vistas a la bahía de Qianhai, tiene como objetivo representar “el futuro de la sociedad en una era de diversidad” y prevé la construcción de una plataforma de observación y un espacio de exposición a una altura de 268 metros.

Una torre diseñada según el principio de “uno y muchos”

La torre diseñada por los arquitectos del equipo de Sou Fujimoto supera los 260 metros de altura, se eleva sobre el distrito Qianhai de Shenzhen e incluye 99 torres individuales más o menos pequeñas. El majestuoso rascacielos destaca como una estructura única, pero con decenas de partes más pequeñas, colocadas de tal manera que recuerdan la forma de una nube de salpicaduras de agua, con la intención de representar las ciudades de un mundo futuro.

Las 99 torres que componen la estructura principal flotan y tienen puntos de contacto limitados con el elemento principal, mientras que la parte superior de la estructura se extiende hacia afuera. Visto desde arriba, la forma del rascacielos ofrece 99 islas que parecen flotar, suspendidas en el aire.

La estructura principal de la torre

Fabricado principalmente en acero, fibra de carbono, Kevlar y hormigón, el equilibrio del núcleo central se mantiene mediante un sistema de cerchas de acero colocadas periféricamente, con cables tensores de Kevlar.

Desde el plano horizontal extendido ubicado en la parte superior de la torre, las torres comienzan y descienden gradualmente en racimos a lo largo de toda su altura. En el plano horizontal hay una plataforma de observación central, que también albergará un espacio expositivo, un restaurante y una cafetería.

Los interiores de la torre futurista están protegidos por vidrio aislante térmico, mientras que la fachada porosa reduce la carga de viento. Esta solución, alternando con los densos bolsillos de la fachada, filtra la luz y reduce las posibles perturbaciones provocadas por los rayos del sol como reflejos y deslumbramientos. En la parte superior de la torre, en los puntos de contacto con las torres más pequeñas, se han creado pequeñas islas verdes y se han posicionado varios tanques para la recogida de agua de lluvia, que, una vez reciclada, se utiliza para el riego de las plantas. Se integrará una turbina eólica vertical en la estructura para ayudar a generar electricidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.