La digitalización en la gestión de instalaciones

La digitalización en la gestión de instalaciones: cómo mejorar la gestión de activos

La digitalización en la gestión de instalaciones ha generado nuevos modelos de trabajo y de vida, ayudando a mejorar el rendimiento de los edificios, automatizando los procesos y reduciendo el impacto medioambiental. El facility manager es consciente de ello y es un profesional que, según la Asociación Internacional de Gestión de Instalaciones (IFMA), se encarga de garantizar la “funcionalidad, comodidad, seguridad y eficiencia del entorno construido mediante la integración de las personas, el lugar, el proceso y la tecnología”.

El uso cada vez más generalizado del software, la nube, el Internet de las Cosas y las soluciones de Inteligencia Artificial está configurando el panorama de la gestión de instalaciones y de quienes trabajan para gestionar todo lo que se incluye en ella, incluida la gestión de activos.

Por eso se habla cada vez más de la gestión inteligente de instalaciones, término que engloba el uso de soluciones tecnológicas avanzadas. El Smart Facility Management es, de hecho, la transformación digital de la gestión de los edificios, así como de las instalaciones y sistemas que contienen. Es un enfoque que, mediante el uso de software y soluciones inteligentes, optimiza los costes de explotación y mantenimiento, reduce los riesgos y genera innovación y valor. Los objetivos de este enfoque incluyen el bienestar y la seguridad de las personas, así como la continuidad de la actividad y la prolongación de la vida útil de los equipos mediante el mantenimiento predictivo.

CARL Berger-Levrault, por ejemplo, empresa especializada en la gestión de activos y en soluciones de GMAO (Sistema de Gestión de Mantenimiento Informatizado), en las que ha basado su experiencia a lo largo de sus 30 años de historia, ha ampliado sus capacidades con el tiempo y ahora ofrece la última versión de CARL Source, que integra los últimos avances tecnológicos en el ámbito del mantenimiento y la gestión de las instalaciones, incluyendo el Internet de las Cosas (IoT), la Inteligencia Artificial (IA), el Modelado de Información de Edificios (BIM) y la información georreferenciada (GIS) para la gestión “inteligente” de activos, empezando por los edificios inteligentes.

Nos reunimos con Cristiana Burdino, ingeniera y directora de operaciones de CARL Berger-Levrault Italia, para hablar de los cambios evolutivos en la gestión de instalaciones, empezando por los cambios y beneficios que aporta la transformación digital en la gestión de activos.

¿Cuáles son las ventajas de la digitalización en la gestión de instalaciones?

Me gustaría empezar con algunos de los resultados de una encuesta realizada durante dos años por CARL Berger-Levrault entre sus clientes para evaluar su satisfacción y las ventajas de utilizar CARL Source. Por lo que podemos ver, además de los beneficios económicos de confiar en nuestra solución de GMAO/EAM -el retorno de la inversión en menos de 16 meses fue destacado por el 44% de los clientes-, también hubo mejoras en el ciclo de vida de los activos (ampliado entre un 5 y un 10%), en la productividad (aumentada entre un 10 y un 20%) y en la disponibilidad de los activos inmobiliarios (aumentada entre un 15 y un 20%).

Para los gestores de instalaciones, la ventaja de la digitalización, ejemplificada en nuestro caso por las soluciones de software de gestión de instalaciones, se mide por la posibilidad de disponer de información en un único sistema de gestión, apoyándose en informes e indicadores que pueden extraerse de forma muy sencilla, encontrando así la información necesaria de forma rápida y fácil. Si estas herramientas se utilizan conscientemente, el gestor de las instalaciones puede esperar que se automaticen muchas funciones, lo que le permitirá reducir el tiempo dedicado a la supervisión in situ, pudiendo así centrar su tiempo en las actividades prioritarias.

También hay toda una serie de obligaciones y normativas que empujan hacia una automatización y digitalización cada vez mayor de los edificios. Sistemas como el nuestro, aunque no son obligatorios, pueden ser una ayuda importante para quienes tienen que gestionar edificios para hacerlos más inteligentes.

¿Cuál es su propuesta de gestión inteligente de instalaciones?

Empezamos con los servicios de GMAO, una aplicación de software centrada en la gestión del mantenimiento, y luego nos extendimos a la GEA (Gestión de Activos Empresariales), que presagia el uso aún más generalizado de software, sistemas y servicios para la gestión, el mantenimiento y el control de activos y equipos. Esto se debe a que no queremos limitar el campo al mantenimiento, operativo o preventivo, sino que también buscamos analizar la información vinculada a la vida del activo y sus indicadores, con el fin de optimizarlo y hacerlo eficiente, para gestionar, mejorar y extender su ciclo de vida.

Si luego hablamos de gestión de instalaciones, el panorama se amplía. Implica varios aspectos y procesos relacionados con la gestión de los edificios junto con sus instalaciones y servicios relacionados. Este es el ámbito del facility manager, es decir, la función organizativa -como recuerda la norma UNI EN ISO 41011- que integra a las personas, los lugares y los procesos del edificio para mejorar la calidad de vida de las personas e integrar la eficiencia de la vida de las instalaciones, aumentando la productividad y las actividades principales.

El Facility Management abarca una amplia gama de servicios en este sentido: desde la planificación de los espacios internos de un edificio, hasta la programación del centro de datos y la gestión de todas las instalaciones de energía, agua, seguridad y otras. La nuestra es una solución integral de FM, que incluye y recibe información del edificio inteligente y de sus propios sistemas, incluido el BMS (Building Management System).

¿Cómo se transmite la información del SGE a la plataforma de Facility Management?

Se gestiona mediante la tecnología de servicios web, un sistema de software diseñado para soportar la interoperabilidad entre diferentes sistemas en la misma red o en un entorno distribuido, todo ello en tiempo real.

También hay datos que necesitan una gestión inmediata, otros que se introducen en la tabla y se procesan de forma clásica, de gestión. Otra forma de trabajar de forma más evolucionada es integrar el Internet de las Cosas, teniendo así la posibilidad de procesar datos desde el campo, y por tanto contando con un mayor número de datos. Así, parte de los datos operativos se gestionan en la nube, a través de una plataforma IoT en la que será posible insertar algoritmos de Machine Learning (desarrollados por nuestros científicos de datos) para analizar los datos, debidamente procesados, y realizar el mantenimiento en condiciones, es decir, cuando haya una necesidad real. Este es el corazón de nuestra solución informática BL Predict integrada en CARL Source.

Y eso no es todo: nuestra plataforma puede incluir GIS y BIM para la gestión de activos, pudiendo considerarlos en versiones geográficas y gráficas, es decir, dónde se encuentran, y analizándolos a través de representaciones 2D y 3D. En cuanto a la dimensión del Building Information Modeling considerada, en nuestro caso estamos hablando de BIM 6D que aborda todos los aspectos de la gestión de instalaciones: la gestión del mantenimiento de los activos existentes a través de acciones que garanticen la calidad de los servicios prestados por el edificio y la seguridad de los usuarios y trabajadores. Una de nuestras intenciones, entre otras, es integrar BIM con IoT. De este modo, es posible analizar los datos para ofrecer servicios integrados en materia de seguridad, seguimiento de la indisponibilidad, intervención sobre el estado y eficiencia energética.

¿Cuáles son las próximas implementaciones?

Yo diría que la realidad aumentada, una pieza del mosaico que se acaba de añadir, una de las piezas del Gemelo Digital para su mantenimiento. Esto permite, gracias a varios componentes, ofrecer un sistema capaz de proporcionar un escenario digital de 360º. Yo diría, sin embargo, que la definición de Gemelo Digital es reductora frente a un panorama mucho más complejo e integrado: deberíamos hablar de gestión inteligente de instalaciones, que implica el análisis de una masa de información relacionada con la gestión de un edificio con vistas a la eficiencia global para las partes interesadas y los usuarios del activo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.