Green Economy

Green Economy: Guía de inversión sostenible y responsable

El cambio climático y la creciente conciencia de la población mundial al respecto han hecho popular en los últimos años un tipo de inversión más sostenible y respetuosa con el medio ambiente, comúnmente conocida como Green Economy o Economía Verde. Pero, ¿sabe qué se entiende por economía verde? ¿Sabes qué es un calendario económico? ¿Sabría cómo invertir en economía verde y cuáles son las acciones y empresas de economía verde más válidas para su cartera de inversiones? En este artículo abordaremos estos problemas y más: ¡comencemos!

Próximamente te contaremos de forma sencilla y eficaz:

  • Economía verde ¿que es y como se define?
  • Inversión sostenible y economía verde
  • Productos financieros y acciones de la economía verde
  • Índice de sostenibilidad Dow Jones
  • Ejemplo de comercio ecológico: inversión en acciones de Tesla

Inversión en Green Economy: lo que define una inversión sostenible

Cuando hablamos de inversión sostenible, estamos hablando de un tipo de inversión dirigida a productos financieros o empresas que son ambiental y socialmente responsables. Esta inversión dirige dinero a empresas o proyectos comprometidos con la sociedad y que se dediquen a negocios no contaminantes o que promuevan el avance de nuevas tecnologías enfocadas a la transición a energías limpias, agricultura sostenible o prevención de la contaminación.

Aunque muchos pensaron que esto sería solo una moda pasajera encaminada a mejorar la imagen de algunas empresas, lo cierto es que se ha consolidado con el tiempo como una cualidad indispensable en todo plan estratégico que las empresas han presentado.

Muchos inversores se han contagiado de esta ola de inversión sostenible y responsable y priorizan en sus carteras productos financieros vinculados a proyectos que buscan mejorar la vida de los demás, tanto a través de inversiones activas como pasivas, a través de un gestor que les asesora.

Green Economy: inversión en economía verde o inversiones ecológicas

La conciencia sobre el cambio climático ha crecido desde la década de 1990 y se ha convertido en un movimiento de masas en los últimos años, como hemos visto en los últimos meses con los partidarios de la adolescente sueca Greta Thunberg. Esto ha llevado a grandes multinacionales a dedicar grandes esfuerzos a combatir la contaminación y apoyar la sostenibilidad, tanto a través de fondos sociales como incorporando un área específica dentro de su negocio.

Estamos hablando de una inversión enfocada a empresas o proyectos comprometidos con la conservación de los recursos naturales, que promueve fuentes de energía limpia y prácticas ambientalmente responsables (Empresas de Economía Verde).

Podemos hablar de dos tipos generales de inversión sostenible:

  • Inversión directa sostenible: Son inversiones cuyos beneficios se obtienen directamente de las actividades de las empresas de economía verde.
  • Inversión indirecta sostenible. El capital que invierte el comerciante se dirige a empresas cuyo negocio principal no está vinculado a la ecología pero tiene una línea directa con las actividades de la economía verde.

Para saber si una empresa puede ser considerada parte de la economía verde, la clave está en la investigación exhaustiva de las empresas, sus datos fundamentales y sus cifras en el balance económico.

Invertir en Economía Verde sigue siendo parte de una zona gris: hay inversores que consideran una empresa tradicionalmente no ecológica con prácticas comerciales respetuosas con el medio ambiente como una inversión verde, pero hay otros que no la consideran como tal. Por ejemplo, la petrolera Repsol, que pertenece a uno de los sectores más contaminantes, creó en 2019 una rama de energías renovables para impulsar su negocio de energías verdes. Sin embargo, muchos comerciantes pensarán que las inversiones en energías alternativas no compensan la contaminación de su actividad principal.

Inversión en Green Economy: productos financieros sostenibles

No hay duda de que la inversión verde tiene una larga historia y un gran potencial por delante, como han señalado muchos gestores de prestigio en los últimos años. No solo porque aportan rentabilidad, sino también porque contribuyen a la sostenibilidad del planeta.

Hay dos opciones para invertir en la economía verde

  • La elección de sociedades cotizadas ecoeficientes y la compra directa de algunas de sus acciones, lo que permite obtener beneficios regulares a través de dividendos.
  • Invierta en instrumentos cotizados sobre la base de un subyacente «verde».

Ante esto, las herramientas financieras para invertir en la economía verde son, entre otras

Valores cotizados

Este tipo de inversión pertenece a la primera opción, la inversión directa en las bolsas de valores. Para elegir una empresa «verde», es necesario realizar un análisis muy profundo de la empresa para asegurarse de que es realmente ecoeficiente. Muchos traders o inversores no tienen tiempo para hacer este análisis o no saben cómo hacerlo y por ello optan por la gestión pasiva, dejando su cartera en manos de un gestor.

Fondos cotizados en bolsa o ETF: Green Economy

Un «Fondo cotizado en bolsa» o ETF es un fondo de inversión cotizado. A diferencia de la negociación de acciones u otros activos, el ETF puede abarcar una amplia gama de mercados en los que el comerciante puede invertir su dinero. Hay muchos ETF que siguen criterios medioambientales y sostenibles, como UBS ETF (LU) MSCI World Socially Responsible UCITS ETF, que en el verano de 2019 se convirtió en el primer fondo sostenible en superar los mil millones de euros.

Los fondos cotizados que se centran en inversiones con criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) se orientan principalmente a instrumentos de capital.

Fondos de inversión tradicionales

Estamos hablando de una herramienta muy popular entre los pequeños inversores, porque es más sencilla, más diversificada y porque no tienes que preocuparte de analizar empresa por empresa sino que puedes elegir un fondo especializado en inversiones en Economía Verde gestionado por terceros. De hecho, es una de las opciones más ofrecidas entre los grandes gestores que suelen incluir tanto acciones como bonos.

Planes de pensiones

Los planes de pensiones sostenibles, que invierten directamente en empresas socialmente responsables, han surgido para atender una demanda que cada vez requiere más compromiso social. A través de este vehículo, los inversores logran ahorros para la jubilación y, al mismo tiempo, contribuyen a un futuro sostenible.

Bonos de Green Economy

El mercado de los llamados bonos verdes ha crecido exponencialmente durante la última década desde que el Banco Mundial los emitió por primera vez en 2007. Las estimaciones indican que para 2020 este mercado podría alcanzar los $ 750 mil millones. Los expertos creen que cuando la generación del milenio comience a ser financieramente independiente de sus padres, este mercado impulsará aún más su crecimiento. Muchos gobiernos se han lanzado a este tipo de emisión de bonos, por ejemplo, España ocupa el séptimo lugar en el mercado de bonos verdes tras emitir más de 2.000 millones de euros en el primer trimestre de 2019.

Acciones de la Green Economy: el ejemplo virtuoso de Tesla

Una de las empresas líderes en la actualidad en términos de criterios ambientales y economía verde es Tesla con sus tecnologías «limpias». Fundada en 2003 por Martin Eberhard y Marc Tarpenning, Tesla es una empresa pionera en el desarrollo de coches eléctricos. Se hizo más conocido por el público en general cuando Elon Musk, quien se convirtió en accionista en 2004, asumió la presidencia en 2008.

Tesla comenzó a cotizar en bolsa en 2010 y desde un principio muchos dudaron de su potencial en un mercado que aún no cuenta con la infraestructura necesaria para el pleno desarrollo del automóvil eléctrico.

La compañía comenzó a despegar en el mercado de valores a principios de 2013, con un repunte alcista que la llevó de 40 dólares por acción a casi 300 dólares a principios de 2017. En septiembre de ese año, alcanzó los 390 dólares por acción. Hasta abril de 2019, las acciones de Tesla siguieron una línea de tendencia ascendente a largo plazo.

Sin embargo, los malos resultados financieros de la compañía en el primer trimestre de 2019 asestaron un duro golpe al precio de las acciones de tesla, con una brecha técnica significativa por debajo de la línea de tendencia a largo plazo y por debajo del soporte de $ 245, alcanzando la zona de soporte de $ 180.

Calendario económico: que es

El calendario económico es una agenda que reporta todos los días toda la información útil para planificar inversiones en todos los índices del mercado nacional e internacional.

La recopilación de noticias y datos macroeconómicos se informa en orden cronológico. Es posible hacer clic en cada una de las noticias del calendario económico para recibir información. La noticia se enriquece con un gráfico, que contiene los datos históricos divulgados anteriormente.

El calendario económico es una herramienta muy útil para quienes realizan inversiones en los mercados financieros, incluso en línea. Ha evolucionado hasta convertirse en una estrategia práctica y eficaz para operar en los mercados de diversos activos.

Inversión en Green Economy – Conclusiones

Ahora parece cada vez más evidente, especialmente en Europa, la necesidad y urgencia de convertir el sistema económico capitalista que ha caracterizado las últimas décadas en un sistema de Economía Verde.

Cada vez más datos e investigaciones avalan la convicción de que el consumo, de las nuevas generaciones y de los millennials tan citados, es ahora un concepto inseparable de la necesidad de sostenibilidad, compromiso social y, por tanto, también de inversión sostenible.

Invertir en la economía verde no es más que un reflejo de una tendencia percibida en la sociedad en rápida evolución de este milenio. En solo dos años desde los primeros eventos ambientales, la mayoría de las empresas occidentales tuvieron que reestructurar su comunicación, su estrategia comercial y, en consecuencia, también su oferta de productos de acuerdo con un nuevo deseo del consumidor: el acceso a un consumo sostenible, verde, justo e inclusivo.

Por todas estas razones, invertir en la economía verde probablemente será una de las tendencias más populares en los próximos años, considerando también las consecuencias de la crisis económica global post-coronavirus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *