Comunidades energéticas en Italia

Comunidades energéticas en Italia

Es el momento de las Comunidades Energéticas. Así lo demuestra la proliferación de proyectos y experimentos que, en conjunto, pretenden dotar a nuestro país de una mayor independencia energética con vistas a la descarbonización y la transición energética.

1. El proyecto Come Res

El principal objetivo del proyecto internacional Come Res es la transferencia de buenas prácticas en el ámbito de las comunidades energéticas.
En el caso de Italia, los dos estudios de caso se refieren a la región del Piamonte, en la zona de Pinerolo, y a la región de Apulia, en el municipio de Biccari. El proyecto se ejecuta en colaboración con ENEA.

2. la Comunidad Energética de Pinerolo

Promovida por el Consorcio Pinerolo Energia (CPE) junto con ACEA Pinerolese Industriale y el Ayuntamiento de Scalenghe, esta RCE se basa en la instalación de 162 plantas que satisfarán las necesidades energéticas locales. La producción de electricidad a partir de fuentes renovables será de unos 16,9 GWh al año. La contribución provendrá de una central hidroeléctrica de 450 kW (similar a la que se realizó en el Tirol del Sur en los primeros ejemplos de comunidades en la década de 1980), una planta de biogás y plantas fotovoltaicas privadas (están previstas 144).

3. La comunidad energética de Biccari

El municipio de Biccari, en la provincia de Foggia, cuenta ya con más de 200 kW de paneles fotovoltaicos instalados en edificios públicos. Por ello, la administración quiere proceder a la creación de una comunidad de energías renovables en colaboración con la cooperativa energética ènostra.

El proyecto incluye la instalación de más paneles fotovoltaicos en otros edificios y el establecimiento legal de la comunidad entre los ciudadanos interesados, para llegar a unos 70 hogares.

4. Solisca, la comunidad de Lodi

El CER iniciado en Turano Lodigiano y Bertonico (Lodi) consiste en la instalación de 5 sistemas fotovoltaicos en algunos edificios públicos. El proyecto producirá unos 50.000 kilovatios hora de energía renovable, que se necesitan para satisfacer las necesidades de los dos municipios y de algunos hogares el exceso de energía producida.

5. La Comunidad Energética de Gran Superficie

En la provincia de Cuneo, en el Piamonte, los sindicatos de montaña de Valle Maira y Valle Grana han fundado la primera comunidad energética de área amplia totalmente pública. Se trata de una comunidad de energías renovables que tiene como objetivo promover la transición energética en los Valles del Maira y del Grana mediante el uso de fuentes de energía renovables y la cuota de autoconsumo energético. Hasta 22 municipios se adhieren a la RCE, con un consumo energético total de más de 3,5 millones de euros.

6. Un CER regional en Lombardía

En los próximos cinco años, Lombardía pretende crear entre 3.000 y 6.000 comunidades energéticas, con un aumento de la potencia fotovoltaica instalada de entre 600 y 1.300 MW. El ambicioso objetivo es crear una red de plantas de producción de energía renovable (solar térmica, fotovoltaica, hidroeléctrica, biogás, etc.) y de almacenamiento de energía para atender las necesidades de la región.

El proyecto de ley que acaba de presentar la Región de Lombardía prevé la promoción y el desarrollo de una Comunidad Regional de la Energía de Lombardía (CERL) con una dotación de 22 millones de euros en tres años.

7.  La Comunidad de Energía y Solidaridad de Nápoles Este

En el barrio de San Giovanni a Teduccio, en Nápoles, se ha puesto en marcha la primera comunidad de energía renovable y solidaria del país. Este proyecto requirió una inversión de 100.000 euros, financiada por varias organizaciones, entre ellas Legambiente, y la comunidad local en beneficio de 40 familias socialmente desfavorecidas. La iniciativa consiste en un sistema fotovoltaico de 53 kW capaz de producir unos 65 mil kWh/año de electricidad con un ahorro de unos 300 mil euros en 25 años.

8. Comunidad de Energía Verde GECO

El proyecto GECO (Comunidad de la Energía Verde) pretende conducir, de aquí a 2023, a la creación de una comunidad energética de distrito en Emilia Romagna, en la zona de Pilastro-Roveri, en la provincia de Bolonia.

El área del proyecto incluye una zona residencial de 7.500 habitantes y una zona industrial de más de 1 millón de metros cuadrados. El proyecto prevé la construcción de 8 plantas de energía renovable asociadas a sistemas de almacenamiento para una potencia total de 15.000 kW. El proyecto está promovido por la Agencia de Energía y Desarrollo Sostenible, ENEA y la Universidad de Bolonia, con la participación de ciudadanos, asociaciones locales y empresas, y cofinanciado por el fondo europeo EIT Climate-KIC.

9. La luz común del CER siciliano

En la provincia de Siracusa, la administración del municipio de Ferla ha optado por establecer una comunidad de energía renovable llamada “Luz común”. La Comunidad Energética de Sicilia cuenta con la participación de ciudadanos y empresas locales y se alimenta de un sistema fotovoltaico de 20 kW.

El modelo económico elegido por la autoridad local prevé la reinversión del dinero recibido por la Comunidad para la construcción de más instalaciones fotovoltaicas o sistemas de almacenamiento.

10. Ayuntamiento de Energía en Magliano Alpi

Magliano Alpi es un municipio de la provincia de Cuneo, con unos 2.230 habitantes, donde se estableció en 2020 una de las primeras comunidades de energía renovable de Italia, “Energy City Hall”.

El proyecto comunitario fue iniciado por el municipio, que aportó 2 plantas fotovoltaicas por un total de 40 kW. La red incluye tanto edificios públicos como entidades privadas. La realización del proyecto fue posible gracias a la colaboración con el Centro de Energía del Politécnico de Turín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.